La Escuela El Amanecer espera respuestas de la provincia: «Estamos afrontando esta realidad con muchísimo sacrificio»

Aseguran que están dispuestos a seguir golpeando puertas para tratar de solventar lo económico, que se complica y mucho, ya que hasta el momento tampoco desde la Provincia responden al pedido. Este año solicitaron a las familias de los estudiantes que se asocien a APADIM, lo cual muchos lo hicieron aunque cada uno aporta lo que puede: «Acá el 90 por ciento no tendría recursos económicos para sostenerla. Esta es una escuela de gestión privada, hay una asociación que trabaja, no hay beneficios, muchos de los miembros donan no sólo el tiempo sino mucho más para sostener esto…», expresó Susana en conversación con EL HERALDO.

Comparte

APADIM Las Varillas es la entidad civil que sostiene desde hace muchos años a la Escuela Especial El Amanecer, institución educativa que se ocupa de la discapacidad de manera integral y que este año está celebrando sus 50 años en Las Varillas, aunque su actividad abarca y contiene a estudiantes de toda la zona.

Su presidenta, Adriana Carranza, junto a la ex directora y vocal, Susana Ciraolo, indicaron que a lo largo del año llevarán a cabo acciones recordando el aniversario, culminando en octubre con una peña donde esperan reunir a todos aquellos quienes pasaron por la escuela, que nació hace cincuenta años bajo la órbita del Municipio, aunque después de muchas gestiones sin descanso es reconocida por el Gobierno Provincial, quien tiene a cargo el pago de los sueldos de los docentes, mientras que el resto de los gastos, al ser de gestión privada lo solventa APADIM, que está integrada por personas de la comunidad con vocación de servicio y con una mirada de inclusión hacia la discapacidad.

La actual comisión directiva asume en 2018, con 38 alumnos y en los últimos años se fueron sumando estudiantes de tal manera que son en estos momentos son 82,con el mismo plantel de personal que venía de años anteriores, hasta que debido a la necesidad de poder brindar mayor atención y contención en el proceso de aprendizaje, el año pasado decidieron incorporar una docente de Enseñanza Especial, y este año esta misma docente ya tiene un curso a cargo, ya que tuvieron que desdoblar dos cursos en los dos niveles, tanto primario como secundario, por la mayor cantidad de alumnos. «Esto hace que tengamos a cargo un sueldo docente con todo lo que eso significa», comentó Adriana Lali Carranza.

Susana Ciraolo por su parte, explicó que a la nueva docente incorporada en función de una mayor necesidad de brindar respuestas porque se duplicó la cantidad de alumnos, se debe contemplar que también personal docente y profesional de la escuela asiste a prestar apoyo, por pedido de las Inspecciones, en las escuelas comunes, tarea que desarrollan viajando a toda la zona y en establecimientos de Las Varillas, sin que se les reconozca viáticos ni el trabajo efectuado.

Subrayó que la matrícula se incrementó con alumnos no sólo de nuestra ciudad, sino que vienen de localidades vecinas como El Fortín, Alicia, Las Varas, Laspiur, El Arañado, pudiendo hacerlo por colaboración de los Municipios o por cobertura de obra social, aunque todo ellos se torna insuficiente porque además de la actividad intensa y que requiere atención personalizada dentro de la escuela, deben atender la demanda en las escuelas comunes.

Indicaron que ante la situación planteada de no poder llegar con los recursos, que no son suficientes y por eso se realizan ventas de alfajores, pizzas, etc., recurrieron a las intendencias de las poblaciones desde donde reciben estudiantes, al igual que la local, aunque no obtuvieron todavía respuestas. de la misma manera presentaron la documentación requerida para que se reconozca el sueldo de la nueva docente, logrando la aprobación pedagógica, pero todavía sin novedades en cuanto a la cobertura del salario.

Aseguran que están dispuestos a seguir golpeando puertas para tratar de solventar lo económico, que se complica y mucho, ya que hasta el momento tampoco desde la Provincia responden al pedido. Este año solicitaron a las familias de los estudiantes que se asocien a APADIM, lo cual muchos lo hicieron aunque cada uno aporta lo que puede: «Acá el 90 por ciento no tendría recursos económicos para sostenerla. Esta es una escuela de gestión privada, hay una asociación que trabaja, no hay beneficios, muchos de los miembros donan no sólo el tiempo sino mucho más para sostener esto…», expresó Susana en conversación con EL HERALDO.

Más de un millón de pesos mensuales para sostener la escuela

Adriana Carranza afirmó que para poder abonar el sueldo a la docente recientemente incorporada y que no tienen respuestas de la Provincia, como tampoco les reconocen los gastos de viáticos (sobre todo combustible) a las docentes que son solicitadas para el acompañamiento en escuelas comunes, sumado a otros gastos que tiene la institución como servicio de limpieza, seguro de los chicos y docentes, necesitan más de un millón de pesos mensuales.

«En enero hemos cursado notas para que el Ministro de Gobierno (Manuel Calvo) nos recibiera y no lo hemos logrado, hemos visitado al intendente que ha escuchado atentamente nuestra realidad y nos colabora en la gestión de poder conseguir reuniones en Córdoba, de poder agilizar. Desde la escuela hemos mandado todo el expediente y la respuesta es no tenemos», añadió.

Asimismo, agregó: «Estamos afrontando esta realidad con muchísimo sacrificio, creíamos que de la mano de la aprobación pedagógica venía el aporte económico, no fue así, nosotros todos los meses generamos una venta de algo, pero que da una ganancia pequeña y nos va mucho dinero para poder subsistir, estamos llegando a los medios para hacernos escuchar, si no tenemos respuestas nos vamos a organizar con los papás para llegar un poquito más lejos, nos tienen que dar una respuesta, nosotros la estamos dando porque nos están exigiendo, levantan el tubo y nos dicen el chico lo tienen que tener porque son la única oferta que existe. Bueno, nosotros también queremos respuestas serias y sostenidas, porque nos estamos desangrando con una asociación sin fines de lucro y dando respuesta de un Estado que no da respuesta…».

Por todo ello es que en los próximos días lanzarán un bono de contribución en mayo. Cuentan con alrededor de 200 socios en APADIM, mientras que las familias de los estudiantes tienen otra categoría por tener los hijos como estudiantes. También agradecieron el aporte de empresas que solidariamente colaboran y desde la asociación les entregan una factura para que puedan descargarlo de los impuestos.

Por último, resaltaron que los docentes se pagan su propia capacitación y dejan el 1 por ciento del sueldo a beneficio de la escuela. «Es difícil porque lo especial y la discapacidad tienen una mirada que se hace difícil, hace 50 años también estábamos peleando por la adscripción y que nos reconozcan, nuevamente apelamos a la comunidad que nos vuelvan a ayudar, esta vez estamos crecidos, tenemos la profesionalidad y confío en el trabajo que se hace que es serio y responsable, pero lo que duele es la no respuesta de los que pueden darnos, esa respuesta que pertenece a la comunidad, la escuela es de la comunidad…», sostuvo Susana.

Comparte
Next Post

El archivo de El Heraldo que resguarda el colegio Zuviría fue declarado Patrimonio Cultural de la ciudad

La iniciativa ingresó por la oficina de atención al vecino que tiene el Concejo Deliberante, desde el Instituto Gustavo Martínez Zuviría, solicitando que el archivo que es cuidado celosamente en la Biblioteca del colegio y que contiene los ejemplares de estos 62 años desde la creación del periódico, sea declarado […]