Una Ordenanza de apuro y golpe al bolsillo de los adherentes

Columna de Opinión: Por: Rubén Darío Bonis

Los adherentes del Plan de Viviendas SIVAVI 1, en el mes de septiembre recibieron una noticia de parte del Ejecutivo municipal, a través de la cartera de Hacienda a cargo de la contadora Claudia Tartaglini, que los sorprendió a los 126 inscriptos al Plan. ¿Qué sucedió? Para que, a solo seis cuotas de concluir con el Plan y un porcentaje que supera el 98 % efectividad de pago de cuotas por parte de los mismos, el gobierno de Daniele reconozca que en marzo de 2022 cuando finalice el Plan SIVAVI 1, le faltaran unos 663 metros cuadrados de construcción aproximadamente unas trece viviendas (13). Con esa cantidad de viviendas se podría realizar un barrio y si seguimos comparando, podríamos construir otro edificio Eleonor, el más alto de la ciudad. El municipio es el responsable de administrar estos planes que abonan los adherentes, para ello cobra un 2.5% de la cuota. ¿Pero qué sucedió? La pregunta es lógica y obvia. Cuando uno intenta saber, desde el Municipio son contundentes, el plan original presentado por aquel entonces Gobierno de Juan Pablo Rujinsky a cargo de su Secretario Javier Dupraz falló, le erraron en la cantidad de cuotas, se quedaron cortos con el número de 150, en aquel momento la cuota costaba 200 pesos hoy casi 20.000, pero demás reconocen que en el gobierno que los antecedió el de Daniel Chiocarello, no administraron como corresponde y no aumentaron las cuotas equitativamente con la inflación financiera del país. Además reconociendo que en 2018 desde la secretaria de Viviendas se le avisó al Ejecutivo de esta falla, que no cerraba el Plan.

Pero también el gobierno de Daniele, sabía de este problema y no informó a tiempo. En 2020, allí por abril o mayo, también estaba al tanto del problema, pero decidieron no avisar porque comenzaba la pandemia y creían que se agregaría un problema más. Es verdad que llegó a un cuello de botella y alguien recibiría el problema, pero en un plan que dura doce años y medio, nadie tuvo el coraje de enfrentar la situación y tratar de acomodar las cargas, tal vez la demagogia política y el no querer pagar un alto costo público, hizo que todos miraran para otro lado y patearan la pelota para adelante. Lo cierto es que se agregaran, cinco metros con 26 centímetros cuadrados a cada adherente, que traducidos en pesos hoy deberían pagar unos 240 mil pesos más a los que ya pagaron en las cuotas, haciendo un total aproximado a los 24 millones de pesos entre los 126 adherentes, falta un 10% de viviendas y nadie avisó. Desde el Honorable Concejo Deliberante, aceptaron el proyecto del Ejecutivo sin objeción, votándolo en vísperas de las fiestas patronales en donde la mirada de los varillenses estaba enfocada en son de fiesta y a través del sistema Zoom y no hubo participación pública, incluso algunos periodistas se quejaron en sus medios por no estar informados por la importancia de este tema, que no solo afecta a los 126 adherentes involucrados sí no que también preocupa a futuro a los demás planes, entrando como por un tubo.

La cuota de 54.000 pesos del mes octubre, que estaba en las cajas de las oficinas municipales, antes de ser sancionada la ordenanza, mucho apuro y poca investigación, conformándose con lo que dijeron desde el Ejecutivo, los concejales oficialistas levantaron la mano por la afirmativa, si bien oposición cuestionó la medida, ellos no están ajenos a este problema, ya que gobernaron en el periodo 2015- 2019. Lo lamentable es que nadie de los tres gobiernos que atravesó este Plan de Viviendas SIVAVI 1, se hizo responsable, ya que tenían la obligación de cuidar los intereses de la construcción de las viviendas y ni dieron la cara, utilizaron una herramienta como es el Poder legislativo para meterle la mano a los bolsillos de los adherentes, ofreciéndole a quienes paguen, estos cinco metro, no cobrar los gastos de administración, algo irrisorio. Con la plata de los otros todos somos tauros, ¿por qué el municipio no compartió los gastos, ya que cometió un error? Y así ser solidarios con los que todavía no tienen la casa construida.

Comparte
Next Post

UN DOCENTE JUBILADOS DE LAS VARILLAS CONDENADO POR ABUSO SEXUAL

Un docente jubilado de la ciudad de Las Varillas fue condenado este miércoles a la pena de seis años de prisión tras declararse autor de un delito de instancia privada en perjuicio de una menor integrante de su grupo familiar. R.R. (59), llegó a juicio imputado como presunto autor de […]

Suscríbete Ahora