Orientación familiar: “Una Profesión a conocer»

Lic. Sergio I. Aredes Orientador Familiar

Es muy interesante, poder conocer lo que ésta profesión ofrece para el bienestar familiar. Vale destacar que la familia, cumple un rol fundamental en la vida de la persona y en la sociedad. Es deber de esta pequeña institución, la asistencia en las necesidades básicas de sus hijos, favorecer el crecimiento y su desarrollo personal, la educación y la formación de valores. La familia como formadora de personas cumple un rol elemental. Tales es así, que es menester suyo, el preparar a sus hijos en el desenvolvimiento y la convivencia social.
Por lo que vemos a simple vista, la tarea de la familia no es nada fácil y se torna mucho más complejo cuando nos detenemos a observar y notar que en su constitución antropológica, es un verdadero sistema social. Entendiendo que la familia es un sistema social, la orientación familiar, aborda sus problemáticas con una mirada sistémica.

EL ENFOQUE SISTÉMICO

“El enfoque sistémico concibe a la familia como un ser vivo, un sistema autónomo, auto organizado que intenta progresar en su ciclo de vida” (Griffa y Moreno, 2005).
Pensar la familia desde esta realidad, nos abre un amplio panorama en el proceso de comprensión, asimilación y orientación al momento de abordar una problemática familiar. Este organismo vivo, como lo denominan estos autores, es idéntico a sí mismo. Si bien, podemos abordar desde este enfoque una crisis familiar, es importante saber, que cada sistema familiar desarrolla connotaciones particulares que la definen y a su vez, la distingue de otros sistemas familiares por lo que hace que cada familia sea tratada como única.
Son muchos los factores que la hacen diferente, destaco algunos como para que nos hagamos una idea: el contexto cultural que vive, sus creencias y valores, el nivel educativo adquirido, el estatus social, el desenlace de los vínculos y sus relaciones interpersonales. Como verán abordar una problemática familiar no es nada fácil, tiene su propia complejidad.


Esto hace que las familias, muchas veces se vean desbordadas y sientan que no pueden. No es porque estén pasando por una patología. Lo que pasa, es que no entendemos bien este dinamismo y funcionamiento propio de la estructura familiar. Y esto, sumado a la falta de colaboración de los miembros de la familia, sentimos que las cosas se nos van de las manos.
Salvador Minuchin (1986), refiriéndose al funcionamiento de la estructura familiar, nos enseña: “El sistema familiar se diferencia y desempeña sus funciones a través de subsistemas”. Estos subsistemas a los que refiere el autor son: el subsistema conyugal, el subsistema parental, subsistema fraterno y el subsistema de abuelos.
Con razón se habla de la familia como un sistema vivo, pensemos en toda esta interacción que está permanentemente en movimiento. Estas relaciones generan cambios, que producen crecimiento y maduración en la familia cuando son: comprendidos, asumidos y superados, pero cuando esto no ocurre, pueden ser transmisores de crisis personal y familiar.
La teoría de sistemas, aplicada a la familia considera a la persona individual, como parte de un conjunto a la que llamamos familia. Por eso es muy importante el aporte que nos da el enfoque sistémico, al momento de ayudar a superar una crisis familiar; ya que es clave, comprender el funcionamiento del sistema. Por eso se debe prestar atención a la manera en que se comunican, el comportamiento que adopta cada uno de los integrantes de la familia, su colaboración y la forma en que se relacionan sus miembros. Todo esto, y muchas cosas más, podemos comprender de la familia, con la mirada que nos proporciona el enfoque sistémico, desde donde aborda la orientación familiar a la familia.

Comparte

Deja una respuesta

Next Post

Acordaron aumento salarial para empleados municipales

El aumento para lo que resta del año es del 12% para noviembre y un 7,5% para diciembre. de esta manera en 2022 el incremento sería del 100,5% equiparando la inflación.   Comparte

Suscríbete Ahora