La Parroquia confirmó las fechas de la Bicicleteada, la Fiesta del Pan y el Trabajo, y el gran locro

Actividades presenciales en catequesis y demás celebraciones de la Parroquia.

Comparte

El Padre Daniel Cavallo confirmó que el 7 de agosto se realizará la Bicicleteada Parroquial, en tanto el sábado 6 se está trabajando en la organización de una nueva Fiesta del Pan y el Trabajo, y que el domingo 22 de mayo será el gran locro parroquial.

En cuanto a la catequesis, la inscripción de primer año se iniciará el 16 de marzo en el marco de una reunión con los padres, mientras que segundo y tercer año comenzarán antes de la Pascua. Se utilizarán las instalaciones de los centros de evangelización para los encuentros que están previstos de manera presencial, al igual que el resto de las celebraciones y actividades de la Parroquia.

-¿Cómo se llevará a cabo la Catequesis este año?

Padre Daniel- Gracias a Dios hemos organizado la Catequesis con la alegría y el servicio de todos los catequistas en cuanto a segundo y tercer año, próximamente harán la convocatoria para los grupos que venían funcionando. Lo importante es que el miércoles 6 de marzo a las 2,1 en la Iglesia Parroquial será la reunión con los padres de primer año y allí mismo se hará la inscripción, por eso invitamos a las familias de los niños que estén cursando cuarto grado y les pedimos que para efectuar la inscripción lleven una lapicera y fotocopia del DNI.

-¿En este 2022,será de manera presencial o continuará siendo virtual?

Padre Daniel- En principio en toda la Diócesis vamos a implementar la catequesis de manera presencial, para ello vamos a utilizar los edificios de los centros de evangelización e incluso el salón donde funciona el Plan Emaús (en Barrio Cáritas), poniéndolo al servicio de los catequistas para esta actividad, y apuntamos a que, no solamente los conocimientos que se transmite, sino fortaleciendo la experiencia de una vivencia cristiana, apuntamos a hacer encuentros breves y semanales, para que retomar el ejercicio de la reunión pueda hacerse de manera ágil y nos ayude a tener esta vivencia cristiana que queremos transmitir.

-¿Hay fecha para el inicio de las actividades?

Padre Daniel- El primer año, luego de iniciada la inscripción, que estará abierta durante todo marzo, comenzará después de Pascua, después del 17 de abril, donde cada catequistas se contacta con la familia para coordinar días y horarios. Mientras que segundo y tercer año, comenzarán antes del domingo de Ramos, de tal forma que como lo hicimos el año pasado, los grupos comiencen a participar de la misa de manera intercalada, para una mejor organización.

Actividades y eventos parroquiales planificados y presenciales

-¿A diferencia de los dos años anteriores, retorna la presencialidad plena a las actividades?

Padre Daniel- Si Dios quiere, mantenemos este esquema de presencialidad en todos los grupos, solamentela catequesis pre bautismal todavía la estamos haciendo de manera virtual, una vez que la organicemos lo comunicaremos para propiciar la participación de todos.

-¿En el resto de las actividades y eventos, qué tienen planificado para este año?

-Padre Daniel- Desde la Junta Parroquial de Catequesis comienza a organizarse la Bicicleteada que estuvo suspendida en estos dos años de pandemia. El domingo 7 de agosto se realizará la Vigésima cuarta edición, que no se pudo hacer por la pandemia.
Asimismo, la comisión de festejos de la Parroquia está trabajando en lo que será el locro parroquial el domingo 22 de mayo con la misma modalidad del año pasado, y ya están comenzando a organizar una nueva Fiesta del Pan y del Trabajo, prevista para el sábado 6 de agosto, previo al Día de San Cayetano, y que se concretará de la misma manera que las anteriores.

Nuevo Consejo Pastoral Parroquial

-¿Recientemente se constituyó el nuevo Consejo Pastoral, cómo funcionará. ¿Las actividades parroquiales serán presenciales?

Padre Daniel- La coordinadora a partir de marzo será Roxana Pereyra, en tanto, Gloria Salomón y Nora Testa serán las encargadas de los Centros de Evangelización, de tal forma que podamos allí utilizarlo como lugares de reunión, de celebraciones, y de catequesis, y eso ya motiva el ritmo y el movimiento pastoral de la Parroquia , además de las actividades propias de las Iglesia de Lourdes y María Inmaculada, que retoman las misas de manera intercalada (un domingo en cada lugar), los domingo por la tarde.

Al margen de todo esto, el Movimiento de Cursillos de Cristiandad en sus reuniones de grupos y demás actividades, retoman desde este mes la presencialidad total. En el resto de los ámbitos de la Parroquia, en cuanto a celebraciones y actividades pastorales programadas, apuntamos a la presencialidad plena, con cuidados que seguimos sosteniendo pero el ritmo de la presencialidad comienza una etapa de normalidad.

Tiempo de Cuaresma, preparación para la Pascua

-¿Cómo nos preparamos para la Pascua, en el marco de salir de una pandemia y con un mundo en vilo por la guerra, qué reflexión hace al respecto?

Padre Daniel- La Diócesis y la Iglesia en el mundo entero, está viviendo esta llamada del Papa Francisco de ser una Iglesia Sinodal, lo que significa caminar juntos, cruzar un umbral, llegar hasta una meta. Providencialmente esto que nos toca vivir como Iglesia, abraza una realidad muy dolorosa en el mundo, herido por la pandemia pero ahora también sacudido por esta situación de guerra que nos involucra a todos, que no podemos esquivarlo, porque son heridas de la humanidad. Este mensaje de la sinodalidad que hace mención a caminar juntos, es una actitud evangélica que el mismo Jesús adoptó, sobre todo cuando nos deja la parábola del buen samaritano, de aquel que se detuvo para levantar al herido, para asistirlo y acompañarlo.

El rol de la Iglesia en este momento en la comunidad, en el mundo,en las distintas realidades, es aprender a tener esta actitud de buena samaritana, es decir ESTAR CERCA, DEACOMPAÑAR, sabemos que el mundo del dolor es amplio, y que a veces no tenemos respuesta para todas las realidades que nos tocan vivir porque todos las vivimos, pero se alivia esta situación cuando experimentamos la cercanía, el saber que alguien está a nuestro lado y camina junto, que podemos sentirnos apoyamos, sostenidos, abrazados, por aquellos que desde la fe experimentan el valor de la cercanía.

Este es el desafío que queremos asumir en la Diócesis y en la Parroquia, cuando hablamos de sinodalidad, aprender a acompañar, a estar cerca de todas las realidades especialmente de las que más sufren, porque allí hay una cercanía de Dios que es el que realmente cura, sana y fortalece el camino dela humanidad que va teniendo distintas instancias, por eso la importancia de estar cerca del tiempo, del momento que el mundo de hoy reclama.

Comparte
Next Post

Editorial: Una ciudad que no para de crecer y ampliarse

Desde hace varios años la ciudad no para de crecer en cuanto a nuevos loteos, en un primer momento se realizaban sin la infraestructura mínima básica para comenzar a construir en los terrenos, hasta que años después por ordenanza se estableció que para vender dichos lotes deben contar con cierta […]

Suscríbete Ahora