Fundación Aneley crece y sigue apostando a la contención de la discapacidad y se fijó como objetivo avanzar en la concreción del Hogar de Día

El pasado 11 de setiembre, la Fundación Aneley cumplió su Quinto aniversario de actividad en nuestra ciudad, lo cual en cada ocasión celebra con mucho entusiasmo porque previamente fueron varios años de “pelearla” para que el sueño de abrir el Centro de Día “Agustín Frandino” se concretara, lo que finalmente sucedió.

Comparte

El pasado 11 de setiembre, la Fundación Aneley cumplió su Quinto aniversario de actividad en nuestra ciudad, lo cual en cada ocasión celebra con mucho entusiasmo porque previamente fueron varios años de “pelearla” para que el sueño de abrir el Centro de Día “Agustín Frandino” se concretara, lo que finalmente sucedió.


Su directora, Lucía Luna, destacó que cada aniversario lo celebran con mayor énfasis, lo que incluye hasta una peña folklórica. “Con todo lo que pasó y a pesar de todo, con todo lo que se logró es sinceramente festejarlo y gritarlo a los cuatro vientos, porque la solidaridad, el trabajar por el prójimo, por el otro de manera desinteresada, dar, confiar en que Dios va a provee r, permite esto, en momentos que no teníamos cómo seguir la construcción hubo providencia de Dios, fueron cosas inexplicables, que nos decían que tenemos que estar y seguir adelante…”, expresó en conversación con EL HERALDO.


Agradeció a la sociedad por el apoyo porque con las ventas que llevan adelante mensualmente pudieron ampliar la casa donada en su momento por la Municipalidad y la Cooperativa de Energía Eléctrica, donde actualmente funciona el Centro de Día, les permite sostener a los 14 profesionales, de los cuales una parte es estable y otros son voluntarios, quienes el año próximo pasarán a ser también parte de la planta estable. “Hasta tanto podamos solventarlo con las obras sociales, se sostiene de esta manera por eso estamos muy agradecidos a la gente por el apoyo”, destacó Lucía.


Entiende que en el caso suyo y de su esposo, Silvio, están cumpliendo una misión que inició Agustín: “Si no hubiese tenido la discapacidad en mi casa esto no estaría abierto, y no solamente queremos esto bien establecido, sino con toda la capacidad que dé, ya que hoy nos está faltando espacio, nos quedó chico, la demanda es muy grande…”, comentó.


Indicó que el esfuerzo para mantener la institución es muy grande, debido a que no cuentan con aportes de la Nación o la Provincia, si bien hay algo de colaboración del Municipio, la erogación es importante y a lo largo de este tiempo la sociedad y las familias de personas con discapacidad se fueron concientizando de la necesidad de contar con un Centro de Día “lo que logramos visibilizar y que tengamos un lugar, aunque hay otras entidades que se dedican a la discapacidad, en nuestro caso es algo distinto que abarca a personas que terminan la escolaridad, son jóvenes y adultos, a cuyas familias muchas veces las tenemos que ir a invitar y salir a buscarlas, porque no creen que ellos puedan realizar otras actividades, o ven lo que no pueden hacer y no lo que sí pueden hacer, o tienen prejuicios, o tienen miedo a ser juzgados, eso evita que se acerquen y es tan importante que dejen todo esto de lado y se animen a hacerlo porque después cuando lo hacen ellos mismos agradecen y manifiestan los cambios positivos que observan en la persona desde que concurre a la Fundación…”, subrayó.


El Centro de Día funciona de lunes a viernes de 16,00 a 19,00, y cuenta con un equipo terapéutico integrado por diferentes profesionales “que son excelentes en lo que hacen y como personas, porque acá se elige la persona, lo mismo la comisión directiva que trabaja ad honorem”, añadió Lucía, señalando que el año que vienen tienen previsto agregar una hora más, y resaltó que le proyecto principal sigue siendo poder llegar a establecer de manera firme el Centro de Día lo que se hace más lento por la burocracia que existe, y poder pensar en concretar el Hogar de Día que posibilitaría que las personas con discapacidad que quedan sin familia, ya sea porque sus padres fallecen u otros motivos, puedan continuar quedándose en la ciudad: “De la misma manera que yo pensaba qué iba a ser de Agustín cuando yo no estuviera , lo sigo pensando exactamente igual, porque el Hogar de Día es algo que se necesita, es una realidad que nos atraviesa y tenemos que darle respuestas en el corto plazo…”, se explayó Lucía.

Comparte
Next Post

MENOR FUE TRASLADADO A SEDE POLICIAL TRAS HABER INTENTADO AGREDIR A LOS POLICÍAS

Ocurrió el miércoles a las 20,30.

Suscríbete Ahora