Creció la demanda de niños y adolescentes que requieren apoyo escolar en el marco del Plan Emaús que se desarrolla en el Barrio de Cáritas


Yanina Juárez, coordinadora del Plan Emaús, indicó que en abril pasado con los protocolos pertinentes, reiniciaron las actividades, después de un año prácticamente sin presencialidad en el espacio que funciona en el salón del Barrio Cáritas.
Explicó que dividieron a los chicos ya que se les brinda apoyo escolar, a lo cual asisten muchos estudiantes de distintas edades, por lo tanto se los agrupó en grados en el caso del primario y cursos del secundario. Mientras que la actividad común a todos es compartir la merienda.
Yanina resaltó que no se registró ningún caso de Covid entre los asistentes ya que se adecuaron rápidamente a las medidas sanitarias, y eso permitió que en la actualidad estén concurriendo de lunes a viernes de 14,00 a 18,00. Los días lunes se hace todo lo recreativo tanto para primario como para secundario, los martes, miércoles y jueves apoyo escolar primario, y para todas las edades se comparte la merienda. En tanto, miércoles, jueves y viernes apoyo escolar para el secundario.
“En este último tiempo hubo una gran demanda de las familias y los mismos chicos en querer venir para poder ayudarlos con las tareas, ya sea porque tenían trabajos atrasados, o les cuesta comprender las consignas, la virtualidad ha dificultado un poco y estamos tratando de colaborar en ese sentido..”, comentó Yanina en conversación con EL HERALDO
Precisó que este año tuvieron la posibilidad de hacer un convenio con el nivel Superior del Instituto de María Inmaculada, lo que resultó muy positivo porque permitió que los estudiantes de las distintas carreras en conjunto con las docentes, están presentes martes, miércoles y jueves con las tareas de nivel primario y secundario. A ello se suma el grupo de voluntarios que también colaboran en esta actividad.
Por otro lado, destacó que lograron comunicar a la Cooperativa de qué se trataba el proyecto Emaús que llevan adelante, y en función de ello, desde la institución accedieron de manera inmediata y les proveyeron wi fi para el salón, lo que es importante para la concreción de las tareas.
El espacio común es la merienda que se brinda a las 16,30 después del apoyo escolar o bien de los talleres que se implementan. Para ello hay voluntarias y mamás de los niños que asisten, quienes se mostraron muy agradecidas por el apoyo escolar que reciben sus hijos. El total de chicos que concurren oscila entre 50 y 60.

Comparte

Deja una respuesta

Next Post

El Instituto Privado Almafuerte realizará charla virtual con un médico para abordar los efectos de la pandemia en niños y adolescentes

El IPA con presencialidad plena desde agosto. El 27 de setiembre organiza charla sobre el efecto dela pandemia en niños y adolescentes.