Mensaje de Sistema

La última acción no pudo llevarse a cabo.
Error: -.
Intentelo de nuevo más tarde.

Póximamente

Lic. Carlos Seggiaro: “No veo mayores cambios en la política económica después de las elecciones”

Continuando con el ciclo de charlas “Economía para principiantes”, en el marco de los 60 años de la Cooperativa de Energía Eléctrica Las Varillas,

el miércoles pasado, estuvo el Lic. Carlos Seggiario, asesor económico de la Federación Agraria y miembro del equipo técnico de la Fundación Fortalecer. 

En diálogo con los medios de comunicación, se refirió a la actualidad del sector agropecuario y el escenario para los próximos meses.

-¿Cuál es la situación del agro, teniendo en cuenta que  sería uno de los grandes beneficiados del Gobierno de Macri?

Lic. Seggiario- A mí no me gusta hablar del agro en sí, porque en todo caso tenemos que hablar del sector agropecuario, porque si estamos hablando del agro no estaríamos incluyendo a los tamberos, por ejemplo, ni a los productores ganaderos. En realidad en el sector  agropecuario en general hay una gran diversidad de aspectos a mirar, está claro que el nuevo gobierno cuando asumió tomó una serie de medidas, que jugaban a favor de la liberalización de los mercados y alguna baja impositiva  de las retenciones para los productores agrícolas. La situación del sector pecuario  por llamarlo de alguna forma, en realidad ha tenido una suerte diversa, porque  Argentina en este último tiempo por cuestiones vinculadas a lo económico, pero también a lo climático, han tenido un golpe muy fuerte en el sector lácteo, con la desaparición de muchos productores, que también afectó al sector industrial, pensemos en la situación de Sancor particularmente. De tal manera que uno no puede dar una respuesta homogénea a lo que ocurre, si me pongo en una planilla Excel, a calcular el margen bruto agrícola, de un productor en la región pampeana sobre campos alquilados, en realidad los márgenes no son para nada eufóricos, lo que sucede es que tenemos mucha diversidad. Porque puedo ponerme a armar un margen bruto agrícola, y decir tomo el promedio histórico a lo mejor de 30 Quintales en un determinado lugar para soja, y el margen bruto me va a dar bastante ajustado, pero a lo mejor el productor no sacó 30 quintales, sacó 55, entonces obviamente está en una situación muy favorable, pero me puedo correr 50 kilómetros y me encuentro que no es tan así. 

Esta semana estamos mirando una recuperación de precios en Chicago, para nada eufórica, y también estamos mirando una recuperación del dólar en el mercado argentino, lo cual en ese cálculo de la planilla me empieza a mostrar un elemento más positivo, pero digamos que ni el tipo de cambio, ni los precios en Chicago, han estado acompañando  ninguna lectura demasiado favorable para todo el sector agropecuario en su conjunto, y en ese contexto uno ve muchas diferencias, por supuesto que si me sitúo a mirar el conjunto de la sociedad argentina, tendría que asumir que el sector agropecuario es uno que mejor está sobre todo en la región pampeana, ahora si me corro de esta región y me pongo a mirar la situación de los productores  de peras y manzanas en el Valle de Rio Negro, o el sector vitivinícola en Mendoza, o los productores yerbateros en Misiones, muy lejos puedo estar de decir que son sectores beneficiados. 

-¿Hay ingreso de dólares por liquidación de exportaciones agrícolas o no es lo que el gobierno esperaba?

Lic. Seggiaro- El sector en toda la cadena de valor, en realidad ha estado frenando sus ventas, lo cual no sólo incluye al eslabón primario de los productores sino también de los exportadores, diría que fundamentalmente los exportadores han estado frenando liquidaciones en los últimos tiempos esperando  otro tipo de cambio, y de hecho han ejercido alguna presión sobre el gobierno en esta dirección. Particularmente  en este momento el Banco Central tomó  la decisión el martes pasado por la tarde, de subir las tasas de interés de referencia en el sistema, lo cual es toda una señal hacia los exportadores particularmente, donde les está  diciendo no estoy dispuesto a convalidarles un dólar más alto del que estamos viendo, supongo que vamos a comenzar a ver una mayor liquidación de parte de los exportadores, interpretando el mensaje del Banco  Centra, a no ser que esos exportadores  quieran ejercer una presión aún mayor sobre la autoridad monetaria para que haya una devaluación adicional. Mi impresión  es que el Banco Central  tiene todas las herramientas para evitar una aceleración del dólar  más allá de la que ya vimos. La posibilidad de que estemos frente a un escenario de corrida cambiaria, o algo por el estilo, digo que está totalmente fuera de agenda,  porque obviamente está fuera de la agenda política de un gobierno en un escenario pre electoral que convalide una suba importante del dólar, es un disparate. Alguien me podría decir, está bien puede ser un disparate políticamente pero técnicamente no lo pueden controlar, no es así, el Banco  Central maneja una batería de herramientas con las cuales puede controlar absolutamente la cotización del dólar. 

-¿Qué  puede pasar con el dólar y otros indicadores de la economía después de la elecciones, si gana el Gobierno o si gana la oposición?

Lic. Seggiaro- No veo mayores cambios en la política económica después de las elecciones, hay sí una presión de algunos grupos  empresarios muy  importantes que están planteando que el gobierno tiene que ir por una ajuste fiscal más fuerte, pero eso no hace a la lectura de la rentabilidad agrícola en el escenario de la próxima campaña, si no que es una lectura de otros sectores que le están reclamando al gobierno que si no está dispuesto a  ir por una devaluación  más importante, tiene que mejorar la competitividad bajando la presión impositiva, que es muy alta indudablemente. El tema es que el gobierno  argentino con el déficit fiscal que tiene no está en condiciones de bajarla, por eso la presión del sector empresario es que el gobierno tiene que ir por un ajuste fiscal importante, lo cual a mí me parece bastante poco probable porque creo que el margen de maniobra  tampoco da para que pueda jugar tan fuertemente ahí. 

De hecho en realidad la hoja de ruta que tiene plantead el titular de la AFIP, Alberto Abad con respecto a una reforma integral del sistema  impositivo, recién está planteando que para el próximo año legislativo, el Congreso estaría en condiciones de debatir un proyecto integral de reforma impositiva que se está estudiando en este momento. Digo que el sector empresario puede tener expectativas  de que haya  alguna baja importante de la presión impositiva, sí, pero esto no es  para ansiosos, el proceso va a llevar un tiempo prolongado, porque el proyecto  incluye un debate sobre la ley de coparticipación federal, y cada vez que el Congreso  se pueda a sentar a discutir semejante cosa, obviamente que va a tardar mucho tiempo, porque es un debate muy profundo que incluye además la cuestión impositiva en las provincias,  porque la nación tiene interés en que haya un descompresión  también del impuesto a los ingresos brutos, y eso toca en realidad la recaudación de la mayor parte de las provincias, en Córdoba por ejemplo el mayor impuesto que se recauda es Ingresos Brutos. De tal manera que Osvaldo Giordano, el Ministro de Finanzas Provincial, ha dicho más de una vez que ellos consideran que es un impuesto  extorsivo pero si se va por un proyecto de eliminarlo obviamente que la provincia tiene que tener alguna compensación  de otro lado. 

-¿Qué sucede con la lechería que venía atravesando una crisis importante?

Lic. Seggiaro-En nuestro país hoy falta leche, de tal manera que si un productor en Las Varillas no ha tenido un accidente climático de envergadura, y tiene el camino rural en condiciones para sacar su producción, ese productor  no está pasando un mal momento, está en una posición no digo de privilegio, pero frente a lo que ha pasado en otras cuencas, donde ha habido prácticamente un colapso productivo, está claro que hoy hay una disputa por la leche en argentina por la falta de producción. De tal  manera que tenemos un problema de oferta coyuntural planteado  por supuesto por accidente climático,  que ha seguido a un problema económico, pero lo cierto es que el país llegó a tener en un momento 12 mil millones de litros anuales de producción,  y hoy estamos debajo  de los 9 mil millones, y la recuperación no va a ser un tema fácil, esa es una lectura de coyuntura, pero el sector está atravesando un proceso  muy complejo que tiene ciertas amenazas también  hacia el largo plazo, porque la  verdad es que la lechería argentina está estancada hace 20 años y mientras tanto otros países avanzan, particularmente  Brasil, que es un país que está creciendo en su producción láctea de manera muy importante, porque tiene un plan estratégico desde hace más de 15 años, y es posible que antes de que termine esta década,  Brasil  pueda estar produciendo 60 mil millones de litros anuales, si llega a tener ese nivel de producción dentro de cuatro o cinco años va a tener saldos exportables permanentes,  de tal manera que si la ecuación fuera esa, no sería de extrañar que en tres o cuatro años, en la góndola de un supermercado en Las Varillas, haya lácteos brasileros. 

-¿Qué sucede con la ganadería, por otro lado?

Lic. Seggiaro- Hubo una recuperación de precios, pero también hubo un ajuste en términos de costos. La situación que estamos viviendo tiene ciertas aristas en realidad, la economía argentina está en recesión  de hace más de un año y medio, ha habido una caída muy importante de la sociedad en su poder adquisitivo, y esto ha hecho que se visualicen dos cosas importantes, en primer lugar un estancamiento de toda la demanda de proteína animal, eso incluye también lácteos por ejemplo, y en ese contexto vemos que algunos segmentos de la sociedad están reemplazando  proteína animal por hidrato de carbono, eso como primer elemento.  El segundo es que dentro de las carnes se está produciendo un proceso de sustitución, porque la pérdida de competitividad y los problemas internacionales, incluyendo Brasil, etc., han generado que el sector  avícola por ejemplo, que tenía un perfil exportador que venía creciendo, hace dos años haya debilitado ese proceso, ha perdido competitividad internacional, y entonces está volcando al mercado interno, esa producción que antes enviaba al mercado mundial. Desde enero hasta acá hay un excedente de 16 millones de pollos, enviados al mercado interno, entonces obviamente que  los pollos están en un proceso de relación de precios con los vacunos que los está  beneficiando, y sigue el proceso de sustitución de muchos consumidores argentinos, dentro de las mismas carnes. Hay un proceso de sustitución  de proteína animal por hidrato de carbono, pero a la vez dentro de las carnes, hay un proceso de sustitución que sigue avanzando en beneficio de los pollos, que por supuesto  en un contexto como este tiene mayor capacidad en términos de eficiencia  y eso les está  jugando a favor.  Eso no significa que no haya negocios ganaderos para discutir, ciertamente que hay cosas muy interesantes para analizar, pero la coyuntura muestra ciertas complicaciones. 

El sector de las carnes vacunas requiere de una estrategia hacia delante, este año por primera vez en la historia argentina, el consumo per cápita de pollos y porcinos juntos, será superior al del carne vacuna, esto nunca pasó en la historia del país. Alguien puede decir  que es una coyuntura…vamos a volver de nuevo, pero yo creo que no, creo que es un punto de inflexión definitivo de un proceso de sustitución, si ese proceso se da como estamos comentando, quiere decir que cualquier recuperación del stock vacuno en argentina tiene que tener como destino exportación, y eso es una lectura fuerte para definir qué estrategia tenemos  con respecto a los mercados internacionales. 

-¿Cómo afecta todo esto al tema del empleo?

Lic. Seggiaro- El Gobierno elaboró el año pasado un plan  productivo nacional que expresa una política de apertura económica muy importante, donde separa los sectores productivos en tres segmentos. Toda la cadena de alimentos está en el sector que digamos estaría bien y avanzaría, pero el proceso de apertura económica está golpeando fuertemente a otros sectores que en ese plan no están considerados viables. Estuve hace unos días en Rosario, donde estuve reunido con empresarios del sector de los muebles por ejemplo, de Cañada de Gómez y otros lugares de la provincia, sectores que están viendo la tormenta perfecta, para decirlo de alguna manera, y que no pareciera que tuvieran chances de ir por un  proceso distinto que el que están viendo, eso incluye a los textiles, el calzado. El tema es que los sectores que pueden ir mejorando en este proceso, básicamente son todos capitales intensivos, el sector agropecuario y las cadenas de valor, si hago un molino harinero, voy a hacer uno totalmente automatizado que se maneja con dos personas por turno, mientras tanto  una fábrica textil que cierre expulsa más gente. Mi impresión es que la tasa de desocupación en argentina de cara al próximo año es que va a ir aumentando, no bajando, y que vamos a tener una tasa que va a alcanzar los dos dígitos sin dudas. 




Galeria

Otras noticias en Sociales

  • Horarios Colectivos

    • Próxima salida a Córdoba:
      Empresa: Ruta 13

      10:45 hs.

    • Próxima salida a Villa Maria:
      Empresa: Buses Lep

      11:50 hs.

    • Próxima salida a San Fransico:
      Empresa: Buses Lep

      10:45 hs.

  • Farmacias de turno

    • Ahora de turno

      FARMACIA CALLIERI

      San Martin 453
    • 24/11 FARMACIA DANIELE
      Rivadavia 285
    • 25/11 FARMACIA FERRERO
      L. Lugones 476
    • 26/11 FARMACIA MARENGO
      BS. AS. y España